1.- Kom Ombo y Edfu

Salida en coche desde Asuán para visitar el templo toloméico de Kom Ombo, dedicado a Sobek, dios cocodrilo del antiguo Egipto. Situado a 45 km al norte de Asuán, el templo, que data de la época de los tolomeos, está construido sobre una alta duna con vistas al Nilo. En realidad, Kom Ombo son dos templos, uno dedicado a Sobek y otro a Haroeris. Después, continuaremos hacia el templo toloméico mejor conservado de todos, el de Edfu, dedicado a Horus, el dios con cabeza de halcón, y a su familia. Edfu está a una hora de viaje desde Kom Ombo.
Para continuar hacia Luxor o volver a Asuán hay un trayecto de unos 120 kms.

2.- Museo Nubio

Visita al museo más moderno de Egipto, que contiene antiguos objetos nubios y exhibe aspectos del arte y de la vida nubia.

El Museo Nubio muestra la historia de “la tierra del oro”, así como la palabra Nubia, en jeroglífico (lengua del antiguo Egipto en la cual los símbolos pictóricos se utilizan para representar significados y sonidos), significa “tierra del oro”. De ahí que esta tierra, hace tiempo, fuese abundante en riquezas monumentales.

3.- Museo de Elefantina

Paseo en barco por el Nilo para contemplar los antiguos monumentos nubios. El Museo Elefantina se encuentra en la isla del mismo nombre y sus objetos pertenecen principalmente a esa zona.
La casa de madera blanca donde se encuentra el museo, tiene también la distinción de ser la antigua villa de Sir W. Willcox, que fue quien diseñó la primera presa de Asuán. Algunas de las piezas más sobresalientes que se exponen en el museo son la momia de Ram de Khnum, un busto en oro de Khnum, estatuas de Amenhotep III con diosas y varios exquisitos cuencos prehistóricos.

4.- Pueblo Nubio y la isla Soheil

Este pueblo es un típico pueblo Nubio, con su estilo de vida propio. Los nubios siguen viviendo allí, manteniendo la decoración nubia e invitan a los visitantes a tomar una taza de te en una de sus casas.

5.- Monasterio de San Simón

Este antiguo monasterio, al que se llega en camello, se encuentra en medio del desierto. Los arqueólogos fueron los que le pusieron el nombre de San Simón a este monasterio.

6.- Kalabsha

El templo de Kalabsha fue trasladado en 1970 al lugar en donde se encuentra en la actualidad, , junto con otros monumentos nubios. El edificio, de arenisca, fue construido por el emperador romano Octavio y dedicado al dios de la fertilidad, Mandulis. El Quiosco de Kertassi, con sus dos columnas coronadas por el dios Hathor, fue trasladado al mismo tiempo y ahora está situado cerca del agua, disfrutando de unas magnificas vistas del Lago Nasser.

7.- Isla (Jardín Botánico)

La isla esta situada en el medio del Nilo cerca de la isla Elefantina, en donde crecen árboles y plantas tropicales. El nombre se lo puso Lord Kitchener, Cónsul General británico en Egipto, quien se enamoro de la isla, en donde solía acampar en sus numerosos viajes a Sudán.

8.- Tumbas Nobles

Estas tumbas fueron excavadas en las laderas del margen izquierdo del Nilo. Varios dibujos e inscripciones talladas en la roca cuentan como estos hombres, pertenecientes a la nobleza, defendieron su ciudad, e ilustra sobre ciertos viajes realizados por toda África.

9.- Asuán/Abu Simbel

Tras un viaje de 3 horas por carretera, se llega a Abu Simbel (280 km al sur de Asuán). Sus templos, que están entre los más espléndidos monumentos de todo el mundo, fueron construidos por el gran faraón Ramsés II, también conocido como El Grande. Suponen el ejemplo más completo e imponente de la antigua arquitectura egipcia. A pesar de que han pasado más de 3.000 años desde que fueron construidos, estos templos han conseguido soportar los estragos del tiempo y mantenerse casi intactos. El gran templo esta dedicado a Ra, dios del sol, mientras que el segundo y más pequeño, esta dedicado a la diosa Hathor. Este segundo templo fue construido para Nefertari, la esposa del faraón.

10.- Philae

El templo de Philae fue desarmado y montado de nuevo en la isla Agilika, tras la Alta Presa (a unos 500m de su lugar original en isla Philae). El templo, dedicado a la diosa Isis, se encuentra en un bellísimo lugar que ha sido diseñado para que coincida con su situación original.

11.- Alta Presa

La antigua presa de Asuán fue construida en 1898 por Sir W. Wilcox, por encargo de las autoridades británicas. Está construida de granito extraído directamente de la cantera de Asuán. Su inauguración oficial tuvo lugar en 1902. En 1960 el gobierno Egipcio construyó otra enorme presa. También se hará una visita al Obelisco Inacabado, el cual proporciona una gran cantidad de información sobre cómo llevaban a cabo sus tareas los antiguos constructores. La existencia de granito en la región de Asuán, supuso un interés especial para los antiguos faraones, debido a que les proporcionaba una fuente de material para sus obeliscos y templos.